Inicio / Música / Los orígenes de la cumbia digital, el excitante nuevo género de Perú

Los orígenes de la cumbia digital, el excitante nuevo género de Perú

Felipe Salmon y Rafael Pereira de Dengue Dengue! se han ido de su casa en Lima para pasar el verano (del hemisferio norte) en Europa mientras hacen una gira para promocionar su nuevo LP, Siete Raíces. El título se traduce a «las siete raíces» y juega con la idea del linaje musical del dúo, que fusiona muchas de las cepas musicales de Perú con excitantes sonidos de club contemporáneos en un estilo apodado «cumbia digital».

De hecho, la «cumbia digital» es una de las nuevas mutaciones globales de bajo que Native Instruments está explorando en Tropical Frequencies, una serie documental que explora géneros como el kuduro, el baile funk y el moombahton. La primera entrega, Poder Verde: An Amazonian Exchange, sigue el viaje de Dengue Dengue Dengue fuera de Lima y en la selva para reunirse con la banda de cumbia seminal Los Wembler’s de Iquitos. Allí, regrabaron y remezclaron parte del material de la banda y discutieron cómo su música jugaba un papel importante en el estilo del dengue. Impuso esta noción de cómo los dos peruanos están conectados tanto con su pasado como con el futuro.

Háblame de las raíces de La Siete Raíces.

Rafael Pereira: Hay cumbia, sonidos afro-peruanos, música portuguesa, footwerk, criolla de Lima y dub. Es curioso porque a veces la gente dice que algunos temas tienen sonidos de reggaetón y otras cosas y yo pienso: «¿En serio? ¿Estás seguro?»

¿Cuál fue tu primera introducción a la música mientras crecías en Perú?

Felipe Salmon: Me gustaba la chicha [un derivado de la cumbia peruana que tiene un formato de banda occidental] pero mi madre solía decirme que era una mierda, y en algún momento perdí el interés. No me gusta tanto la chicha. Me gusta más la cumbia tropical.

RP: Hay muchas bandas en Lima que hacen versiones de [canciones de] viejas bandas de cumbia. Al principio sólo tocaban lo más popular, y después de explorar más, encontramos que algunos de los temas más grandes y conocidos eran escritos por otras bandas. Por ejemplo, algunos temas que pensábamos que eran de Los Mirlos eran en realidad de Los Wembler, así que eso nos abrió todo un mundo nuevo. Empezamos a buscar en Internet, fuimos a algunos mercados y preguntamos a los amigos. Pero ya no es tan fácil encontrar esos discos. A mediados de los 90, los coleccionistas vinieron a Lima y se llevaron todo.

Conociste a Los Wembler de Iquitos mientras filmabas Poder Verde. ¿Cómo fue eso?

FS: En realidad trajimos Los Wembler’s de Iquitos a Lima en 2013 para tocar en una de nuestras fiestas de cumbia digital. La gente no sabía quiénes eran, así que los pusimos en medio del show para ver qué pasaba. Y fue muy bueno verlo; les encantó, y también a la multitud.

¿Tienes conexiones con otras bandas de esta época?

FS: Hicimos lo mismo con Los Mirlos: los contratamos para la fiesta y remezclamos uno de sus temas.

RP: Hay otras bandas con las que nos gustaría trabajar, pero es muy difícil ponerse en contacto con ellas. Está Ranil, que también es de Iquitos, pero ya no le gusta tanto la música. Es un político y dirige un canal de televisión.

¿Iquitos es un lugar especial para la cumbia tropical?

FS: Totalmente. Es la principal ciudad de la selva, y los exportadores de petróleo que llegaron a su puerto eran en su mayoría estadounidenses. Trajeron guitarras eléctricas, Moogs y música americana, y eso mezclado con cosas tropicales. Así es como surgió este tipo de música.

¿Busca inspiración en otros lugares de Perú?

RP: Si. Al sur de Lima hay un pequeño pueblo llamado Chincha, que está cerca del mar. Toda la inmigración de África tuvo lugar allí durante los tiempos de la esclavitud, así que hay una gran comunidad negra allí. Toda la música afro-peruana viene de allí; es un lugar muy rico para la música.

FS: Entonces eso se mezcló con la música española en Lima y cosas afro-peruanas, que se convirtió en música criolla.

RP: La criolla tiene instrumentos afro-peruanos como el cajón [un instrumento de percusión con forma de caja] y la mandíbula de burro. Luego lo mezclan con la guitarra española.

FS: También hay música ritual andina de las tierras altas, que se conoce como huayno.

RP: Al norte de Lima hay marinera, que es una gran banda con muchos instrumentos de metal. Hay muchas bandas grandes en la sierra que tocan en desfiles y festivales; cada región tiene un estilo único de música de banda.

¿Cómo entró en contacto con todos estos estilos diferentes?

RP: Cuando éramos niños, lo escuchabas en el supermercado, en el transporte público o en el mercado. Pero eso está cambiando mucho. Ahora la música pop se está apoderando de todo. Un tipo de cumbia que está más cerca de la música pop que la cumbia tradicional es muy popular en la radio ahora.

¿Puedes decirme más sobre lo que está pasando en la escena musical de Lima y quién está organizando eventos allí?

RP: Está Terror Negro Records, y ellos están más en el reggaetón y los sonidos callejeros. [DJ/producción dúo] Animal Chuki es muy bueno y joven, y también hay un tipo de Cusco llamado Alqo Subbass. Es la primera vez que alguien fuera de Lima hace algo así. Cusco no es un buen lugar para la música porque es una ciudad turística, así que es difícil construir una audiencia allí. Y el resto de las ciudades de Perú son demasiado pequeñas.

¿Cómo se le percibe en Perú?

RP: En realidad tratamos de evitar la atención. Si la radio fuera buena, nos gustaría tener un poco de diversión, pero la radio es una mierda. No queremos hacer entrevistas de mierda en la televisión. Hay un nuevo canal de música que empezó hace tres semanas, lo cual es interesante, pero todo lo demás es una mierda y está lleno de concursos. El gobierno tiene esta organización para las artes que utilizan para impulsar un montón de cosas de mierda. Nos mencionan mucho, pero nunca hemos tenido ningún apoyo de ellos.

¿Qué opinas de la creciente atención mundial hacia la cultura peruana, en particular la escena de la cumbia?

RP: Creo que es algo bueno. Hay que pensar en lo local y actuar en lo global. Se abren caminos de ida y vuelta, y eso es lo que necesitamos. Así es como abordamos las cosas con el Dengue. Seguro que hay algunas cosas que no funcionan. A veces alguien hará una compilación, pero no han desarrollado completamente la idea. Por ejemplo, hace siete u ocho años salió un disco llamado The Roots of Chicha, pero no era chicha, era cumbia. Cuando hicieron el siguiente disco, The Roots of Chicha 2, tuvieron que incluir una gran explicación diciendo que realmente la habían cagado con el primero. Estas cosas tienen que ser abordadas correctamente y por las personas adecuadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *